En cuanto a aspectos técnicos, nos queda por elegir el tipo de apertura de la ventana que mejor se adapte a nuestras necesidades. Dependiendo de la funcionalidad de la ventana, o de la estancia en la que se encuentre, tenemos que valorar la apertura más práctica y cómoda para el día a día de la vida en nuestro hogar.

Existen varios tipos de ventanas según la apertura:

VENTANAS DE APERTURA PRACTICABLE O ABATIBLE

Son las ventanas más clásicas o comunes en la mayoría de las habitaciones de las casas. Suelen ser de una o de dos hojas con una apertura lateral total. La principal ventaja, es su cierre completamente hermético que favorece un mayor nivel de aislamiento térmico y acústico. No obstante, estás ventanas ocupan mucho espacio cuando están abiertas por lo que sólo sirven para zonas despejadas de muebles u objetos cercanos.

VENTANAS FIJAS

Ventanas que no tienen la posibilidad de abrirse. Se utilizan en habitaciones o edificios climatizados, tabiques interiores o cuando se quiere dar luminosidad y vistas a una habitación sin necesidad de ventilación.

VENTANAS BATIENTES

Son aquellas que se abren inclinándose ligeramente de arriba a abajo hacia el interior. Su apertura total no es posible, por lo que no permiten asomarse. Se suelen utilizar en oficinas, baños y garajes.

VENTANAS OSCILOBATIENTES

Un sistema versátil de apertura que permite tanto la apertura lateral de las ventanas abatibles, cómo la apertura inclinada de las ventanas batientes. Esta última posición, se utiliza para ventilar las habitaciones sin necesidad de dejar abierta la ventana de par en par

.

VENTANAS CORREDERAS

Son aquellas cuyas hojas se desplazan horizontalmente sobre un carril insertado en el marco. Son la opción adecuada para zonas limitadas por muebles o esquinas. Su principal ventaja es que no ocupan espacio adicional al abrirse, por lo qué suelen ser utilizadas en salones y plantas bajas con salida al jardín. Las principales desventajas de las ventanas correderas se refieren al aislamiento, ya que carecen de cierre hermético.

VENTANAS OSCILOPARALELAS AUTOMATICAS

Las ventanas osciloparalelas automaticas son aquellas que combinan el desplazamiento horizontal de las ventanas correderas, con la apertura inclinada hacia el interior sin perder termicidad.

VENTANAS PIVOTANTES

Son aquellas en las que la hoja de la ventana gira entorno a un eje central. Es habitual encontrarlas en buhardillas y tejados.

VENTANAS COMBINADAS

Aquellas que integran varias hojas con diferentes tipos de apertura en una misma ventana.

 

El factor final para seleccionar tus ventanas ideales, debería ser el diseño. La variedad actual en el mercado en cuanto a modelos, estética y colores es casi infinito.

Por último, conviene no olvidar que una buena rehabilitación de tu casa ha de estar encaminada a lograr reducir el consumo energético de tu vivienda.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies